La palabra galvanizado tiene muchas acepciones, pero en general implica un tornillo más resistente a entornos corrosivos, que dura más que los fabricados con acero tradicional. El galvanizado en caliente proporciona una vida útil más larga que otros recubrimientos protectores. Además de una vida útil más larga, el galvanizado en caliente es superior a los revestimientos protectores de otro tipo.

El galvanizado en caliente proporciona recubrimientos uniformes en estas superficies porque el proceso desarrolla el recubrimiento de zinc mediante una reacción metalúrgica. Durante esta reacción, el revestimiento crece perpendicularmente al acero base.

Este tipo de tornillos son muy usados en ciertos lugares. Se recomiendan tornillos galvanizados para su uso en casi cualquier proyecto cerca del océano. Es casi seguro que los tornillos galvanizados incluidos como sujetadores en proyectos de madera o metal durarán más.

El problema es que los mismos conservantes que prolongan la vida útil de la madera, atacan y destruyen la integridad de los tornillos de acero tradicionales. a instalación de cercas con postes de madera tratada, techos de casas o graneros y muebles de exterior son solo algunos ejemplos. Los materiales expuestos a la lluvia, el sol, la nieve o temperaturas muy frías se benefician del uso de tornillos galvanizados.

Llama a Servitornillos SIMA y solicita más información sobre tornillos galvanizados.